Declaración de intenciones

Cuando era un niño, mi abuelo siempre me indicaba dónde  se encontraban los objetos que necesitaba y acababa con la coletilla:’ para cuando yo no esté…’

Ahora es mi padre el que me lo dice y me ha llevado a pensar en que el ser humano quiere dejar constancia de cómo se hacen las cosas de manera tradicional, independientemente de las innovaciones que cada uno quiera aportar.

Por ello, y aprovechando el cambio de año,  la tarea de investigar cómo se hacían las cosas en otra época, dejando por escrito lo que me han ido inculcando las personas con las que me he ido encontrando por el camino, las enseñanzas con sabor antiguo y la caída en desuso  de objetos o actividades, antes de que el olvido se haga cargo de ellas.

Un homenaje a la gente que mantuvo durante generaciones el contacto con lo esencial, la vida sencilla, el obligado y duro contacto con la naturaleza que nosotros, de un plumazo, hemos decidido abandonar por un estilo de vida envasado.CAchorro

Espero  dedicar el tiempo necesario y la calma que se tomaban en aquella época en este mundo de distracciones continuas.

Me pongo a ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s