Halloween

Es curioso como la gente se aferra a sus tradiciones negándose conocer otras nuevas. Los jóvenes para eso son más naturales: si son divertidas las aceptan pronto como suyas y si no lo son, aunque sean autoctonas, las ignoran. Quizás deberíamos aprender de ellos.

Una de esas tradiciones es Halloween. Consecuencia folklórica de la fiesta de Todos los Santos resultado de cristianización de la fiesta celta de Samhain del final del verano o cosecha y popularizada por los inmigrantes irlandeses en América. Hoy en día convertida por televisión y cine en un icono de la cultura moderna en tonos morados y naranja.

Nosotros aprovechamos nuestro exceso de cosecha de calabazas para entretener a los peques de la casa, y a nosotros mismos.Decoramos la casa con manualidades hechas con materiales que no usamos o que encontramos en alguna excursión por los montes cercanos. Pasamos el día preparando comida otoñal y la noche viendo pelis de terror.

Hay quien tacha esta fiesta de americanada, cuando es una versión paralela de la noche de difuntos y perfectamente compatible, sobre todo para los niños, que ven como llenamos de flores los cementerios un día y nos cuesta regalarnos un ramo el resto del año.

Yo, personalmente, la disfruto sin juzgarla, recreándome en sus colores sin echar de menos la época de un Don Juan Tenorio en blanco y negro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s