Guardando Recuerdos

4d737e6204f12d0d3be208ad411f6766

Llevo un tiempo sin escribir nada. No por falta de ganas, sino de instrumentos. Hace unas semanas, en el mismo día, perdí el móvil y el ordenador dejó de funcionar.

En el primer caso, para más INRI, fue en casa, así que algún día lo encontraré junto con un montón de calcetines desparejados que se fueron quedando por el camino. A pesar de que la mayoría de las fotografías y archivos los tenía guardado en la nube, algunas de ellas se perdieron para siempre.

En el caso del ordenador, tuvimos que formatearlo y, por lo tanto, perdí también toda la información que tenía almacenada. Una vez más había perdido unas fotos que sólo las tenía guardadas en el disco duro.

Después de esta pérdida, estuve repasando las fotografías guardadas en la nube. Y comprobé que la mayoría podría borrarlas. Y sin embargo, había varias que había perdido y que eran muy importantes para mi.

Y es que muchas de ellas eran fotografías antiguas de mi familia. Estas fotografías que te hacen saber de dónde vienes. Que hacen que pongas cara a los antepasados que sólo conoces por los comentarios de tus padres en comidas familiares.

A lo largo de la historia de una familia, estos retratos, fotografías o pinturas, sobreviven varias generaciones. Sin embargo, cuando el que las contempla, ni siquiera ha conocido en vida a la persona, se convierte en personaje histórico casi de ficción. Así, lo normal no es que perduren tantos recuerdos físicos de gente conocida, sino que se pierdan, como ha ocurrido siempre, entre mudanzas, incendios, extravíos varios, y con los que quedan, nos hagamos una idea de esa persona en cuestión.b1da5e7f8d346f52c38ee52b11efc15a

Sin embargo, hoy en día, con un click tenemos acceso de nuevo a toda la morralla que nos da por guardar y quita romanticismo a todo recuerdo. Considerando, además, que almacenarlos es, supuestamente, gratis, no como antes que había que pensarse muy mucho apretar el botón para sacar una foto. De ahí que aquellas fotos tengan esa sensación de seriedad, de marcialidad.

¿Os imagináis a vuestro bisabuelo poniendo morritos vestido de cabo con su mujer sentada al lado haciendo el gesto de la paz y una expresión como queriendo decir “Holi” ?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s