Otra forma de disfrutar del río

Los que pasaron los veranos de su infancia en las cloradas aguas de una piscina, quizás no lo entiendan. Pero los míos los pasé sumergiéndonos una y otra vez en las aguas de los ríos que rodean Murillo.

Foto de El Muro Ilustrado

Desde por la mañana hasta que el sol nos invitaba a cambiar nuestro campo de juegos, pasábamos las horas en aquella playa de interior de piedras romas que tratábamos de amortiguar con zapatillas viejas o sandalias cangrejeras que rozaban más que los cantos que utilizábamos para lanzar al agua.

No había árbol del que no saltamos ni cuquera en la que no nos metiéramos a buscar peces.

Más tarde llegaron las piscinas a la vez que la adolescencia en la que todo lo de antes nos parecía aburrido ( aunque alguna vez nos escapársemos a Jubera a saltar de las rocas como en el mejor de los parques acuáticos).

Pero con el tiempo dejamos atrás esas pozas y el río y, como en una casa que no se habita, todas sus orillas fueron sucumbiendo al tiempo y la naturaleza se volvió a apoderar de lo que una vez fue suyo.

A pesar de los intentos por adecuarlo de nuevo, tan solo se veían gente paseando a los perros o adolescentes buscando un rincón secreto donde realizar algún escarceo.

Fotos de El Muro Ilustrado

Y ahora van una panda de locos y les da por organizar un festival de música en el Leza.

Foto de El Muro Ilustrado

Ver de nuevo esa zona engalanada y llena de gente, degustando los caldos de Murillo, escuchando música en un ambiente espectacular hasta la noche iluminada por mil bombillas, hizo que me alegrara. Tanto más cuando, al llegar, nos indicaron que al fondo se encontraba la zona de catas y alguien añadió: “y más al fondo la zona de baño”. Y hasta allí fui con mis hijas para enseñarles donde nos bañábamos de niños esquivando el pelo de rana con el que no ha podido el tiempo.

Foto de El Muro Ilustrado

Desde aquí les mando mi enhorabuena a los integrantes del Muro Ilustrado, el Ayuntamiento y a todos los que echaron una mano para que el festival El Puente Suena fuera posible, por dinamizar la vida de nuestro pueblo y por volver a sentir que el Río Leza sigue presente, no sólo en el apellido de Murillo. Seguid así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s