Una forma diferente de hacer vino

 

 

Descalzo y con los pantalones remangados. Horquillo en la mano levantando los orujos para que se prense por su propio peso. Espacios oscuros iluminados, a veces, por una bombilla lejana. Lagos de hormigón y piedra y una gavilla de sarmientos a modo de filtro.

Esas son sus únicas  herramientas para trabajar a la antigua usanza, cuando cualquier cueva o caño era el lugar propicio donde construir un lago donde elaborar vino. Vino con el saciar la sed durante año. Ajeno a la barrica.

La escena, aunque actual, me remonta a una época en la que la vinificación no estaba tecnificada. En el que la experiencia y la suerte iban unidas para conseguir un producto digno y a veces duro.  Me pasan la copa del vino recién elaborado esperando esa rudeza y encuentro un dulzor y una finura que me devuelve a la época actual.

Damos cuenta de un aperitivo, sentados en los salientes de piedra del caño centenario donde se elabora este vino nuevo y joven con esencia antigua, recordando cuando mi abuelo me contaba que iban a las bodegas de su pueblo a echar un trago y pasar la tarde con un soldado viejo como única merienda. Nos llevamos el vaso a la boca sin los protocolos ortodoxos y evitando la parafernalia al que hoy en día nos tienen acostumbrados.

 Detrás de los muros de esta bodega en la Sonsierra riojana, dejo la esencia  de antaño habiendo disfrutado del Placer con todos los Sentidos.

 www.elvinoprodigo.com

El vino supurao en La Rioja . larioja.com

Recuerdo aquella botella que se abría en Navidades cuando aún era un niño. Era el único licor permitido.
Años más tarde mi tía Corti volvió a elaborar unas botellas de las que tuve la suerte de degustar una. La última noche de Reyes, la c opa de Melchor acabó con la misma.
Deseando que se anime con una nueva cosecha.

http://www.lomejordelvinoderioja.com/noticias/201606/16/vino-supurao-rioja-20160616003619-v.html
image

De Tierras y vino

image

Se le pueden llamar batallitas de abuelo, pero si escuchas atentamente a la experiencia encontrarás historias llenas de orgullo.
Uno de las episodios de la vida de mis abuelos que más les llenaba de emoción al contarlo era cómo un grupo de pequeños agricultores en los años 50 fueron pioneros en agruparse en una cooperativa. La primera bodega cooperativa de La Rioja.
Ser pionero en algo relacionado con el vino en tierra con nombre de vino yo diría que es tremendamente importante. Ahora lo vemos con cierta distancia, aunque lo que buscaban entonces era encontrar mejores condiciones para negociar el precio del vino 
“Se vendimiaba en camportillos…”. “Se llevaba la uva a las bodegas que había en el pueblo. Bodegas viejas. Pero era lo que había”. “Recogías el vino en pellejos”. “Mucho trabajo y mucha gente. Costó mucho.” “No  hay que dejarlo…” Insisten siempre los mayores.

image

El trabajo de mucha gente se hizo realidad en 1955 cuando se edificó la bodega originaria. Con depósitos de hormigón que han seguido operativos hasta la última ampliación, pasando de vender graneles a comercializar su propia marca.
Siempre que pasábamos cerca, hacíamos una parada; una especie de genuflexión, una mirada de orgullo y el nexo de unión entre tanta gente: Un sentimiento de pertenencia a algo mayor y común.

image

Punto de encuentro los sábados para recoger productos con que tratar las viñas o amontonamiento de carretillas con los garrafones para para recoger el vino con que llenar el caño ese mes. Tertulias interminables en las largas esperas de vendimias. Vino de la tierra y orgullo del pueblo. Las siguientes generaciones han sabido mantener, con ciertos altibajos, el espíritu de sus fundadores.

image

Uno de ellos me falta desde hace tiempo, pero el que me queda y del que heredé el nombre, sigue juntándose con la asamblea juvenil nonagenaria a la sombra del árbol al final del puente sobre el Jubera. Una suerte de guardianes de lo que una vez formaron parte activa. Completando su imaginaria militar con paseos en época de vendimias, despidiéndose del sol al rumor de los tractores que ese cuerpo ya no está para trasnochar.

http://www.bodegassanesteban.com/